Cuatro alimentos que comer antes de correr

Para que no tengáis dudas sobre qué hay que comer antes de correr, os recomendamos algunos alimentos que os ayudarán a mejorar vuestro rendimiento cuando salgáis a entrenar.

Los expertos recomiendan comer entre 2 y 3 horas antes de una sesión cardiovascular larga, ya que así tendremos el estómago relativamente vacío y las reservas de glucógeno a tope. Si vemos que no llegamos y tenemos hambre, también podemos tomar un tentempié a base de frutos secos 30 minutos antes de salir a correr.

espaguetis antes de correr

Cereales y derivados

¿Sabíais que los cereales son la principal fuente de carbohidratos? En los deportes de resistencia, los hidratos de carbono son vitales ya que pueden aportar energía inmediata (azúcares) o en forma de reserva (cereales y legumbres). Una buena carga de hidratos puede mejorar nuestro rendimiento y hacer que tardemos más en fatigarnos. Los hidratos deberían formar el 70% del peso calórico de nuestra comida antes de correr.

Si entrenamos por la mañana, sería ideal tomar una buena dosis de cereales en nuestro desayuno, ya sean copos de trigo, avena, maíz, arroz o incluso tostadas de pan blanco. Si corremos por la tarde, podríamos incluir un plato de arroz o de pasta hervida en nuestra comida principal.

Frutas y verduras

Las frutas y las verduras, además de carbohidratos, nos aportan minerales, vitaminas, fibra y antioxidantes y son muy importantes para conseguir que nuestra dieta sea equilibrada. Además del arroz y la pasta, también hay que incluir vegetales en nuestra comida pre-running, ya que contrarrestan la acidez que los cereales y sus derivados pueden generar en nuestro cuerpo.

Si entrenamos por la mañana, podemos combinar los cereales o el pan con una pieza de fruta, una macedonia o un zumo natural que nos guste, y si salimos a correr por la tarde, podemos tomar un entrante a base de verdura verde hervida y combinar nuestro plato de arroz o pasta con tomate.

fruta antes de correr

Carne baja en grasas

Si el 70% de nuestra comida antes de correr está formada por hidratos de carbono, el 30% restante debe repartirse entre proteínas y grasas. También debemos conseguir una digestión fácil, por ello, es recomendable combinar la pasta, el arroz o el pan con carnes bajas en grasas, como son el pavo, el pollo o las carnes rojas magras.

Lácteos bajos en grasas

Los lácteos, igual que las carnes, nos aportan mayoritariamente proteínas, pero además son una fuente importante de vitaminas y minerales. Antes de correr, podemos acompañar nuestra comida con lácteos desnatados o bajos en grasa para facilitar la digestión, ya sea en forma de leche, yogur o queso.

Related Posts